Publicaciones y páginas de blog

Ver todos los resultados (0)
Mejora tu buena forma

1. Enfócate en alcanzar la “buena forma para partidos”. Esto significa que podrías jugar un partido completo, generalmente 90 minutos, sin cansarte de forma significativa ni perder tus habilidades. El fútbol es un deporte constante y de movimiento rápido que requiere mucha resistencia, y tu primer punto de referencia debe ser correr durante por lo menos 45 minutos sin cansarte. Hay muchas formas de practicar esto:

*Para trabajar en la resistencia, corre de 3 a 5 km (2 a 3 millas) dos veces a la semana y tómate el tiempo. Trata de mejorarlo cada semana, trabajando lentamente hasta poder correr entre 8 y 9,5 km (5 a 6 millas) en cada carrera.
*Juega partidos. La mejor forma de obtener esta buena forma es jugar partidos. Estos no tienen que ser partidos completos; partidos de 3 contra 3 por una hora es una muy buena forma de obtener un entrenamiento de resistencia verdadero y parecido al de un partido.
*Agótate en cada entrenamiento. El entrenamiento es en donde desarrollas tu resistencia en preparación para los partidos. Si entrenas duro hasta agotarte, acostumbras a tu cuerpo a desempeñarse con menos energía, lo que te hace más efectivo más adelante en el partido.
*Prueba el entrenamiento en intervalos. Esto es cuando alternas trotar y correr a toda velocidad en una carrera, generalmente trotando durante el doble de tiempo que corres sin detenerte para descansar. Esta es una gran forma de simular un partido cuando entrenas tú solo.